Día del Amor en Alzhecon

Día del Amor en Alzhecon 

Como celebración de este día 14 de Febrero, Día del amor en Alzhecon, nos pusimos manos a la obra para realizar una actividad de Orientación a la Realidad, elaborando una tarjeta de amor en la que cada usuario escribió un mensaje de afecto y cariño dirigido a la persona que eligieron. Todo ello, fue llevado a cabo en los diferentes Talleres de Estimulación Cognitiva y Tratamiento no Farmacológico de la enfermedad de Alzheimer que Alzhecon lleva a cabo en los municipios de Albuñol, La Rábita y Los Castillas.



Para ello, cada usuario recortó y pegó las piezas correspondientes al ramo de corazones que aparecería en la portada de nuestra tarjeta. 
Los corazones de diferentes tamaños y colores pegados y unidos por la parte inferior del ramo y de la tarjeta, mediante un lazo de tela enlazado por cada usuario.       

Posteriormente, en la contraportada de nuestra tarjeta, cada usuario elaboró la silueta de un corazón. 
Primero a través de la copia de una silueta por puntos, contruímos la silueta que a continuación, cada usuario  perforó con un punzón, para poder coser con aguja y lana  de color rojo un original corazón. 

Un paso más adelante, cada uno de ellos escribió un mensaje lleno de amor y cariño, dirigido expresamente a la persona a la que regalarían su preciosa tarjeta.

Con esta bonita actividad, perseguimos trabajar los diferentes aspectos cognitivos de nuestros mayores, tales como motricidad fina, capacidad visuoespacial, grafomotricidad, memoria de trabajo y creatividad

Además, en Alzhecon, nos gustan los retos, y aprovechando este día y con el fin de dar visibilidad a nuestro colectivo y además,  trabajar algunas praxias y la atención selectiva (cada uno de nuestros mayores debía buscarse a sí mismos en la foto), realizamos una foto grupal por el Día del Amor, donde nuestros usuarios aparecían realizando diferentes formas con los brazos, con el fin de formar entre todos ellos la silueta de un corazón.
Posteriormente, cada uno de ellos pegó dicha foto dentro de cada una de sus tarjetas.

 Con esta actividad conseguimos trabajar todos los aspectos mencionados anteriormente, pero además, abarcamos también el amor y el afecto, ya que cada uno debía expresar qué siente y por qué hacia la persona a la que iba dirigida la tarjeta, fomentando así un trabajo de las emociones, aspecto que suele perdurar mucho más tiempo en patologías como la enfermedad de Alzheimer y otras demencias; con ello hacemos especial hincapié en no olvidar, desde nuestra posición de familiar, cuidador, diferentes trabajadores que lidian cada día con ellos, reforzar siempre el aspecto emocional y afectivo de las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer u otra demencia. 

Y es que a veces, "los mejores recuerdos no cuelgan de la pared, ni están en la cabeza, los mejores recuerdos están en el corazón"


Comentarios

Entradas populares de este blog

Actividad de Orientación a la Realidad sobre la Primavera

Maquetas de la Estación del Otoño

CENA BENÉFICA 2018