Actividad Intergeneracional por el Día del Libro en colaboración con el C.P.R. Las Ramblas


Con motivo de la Celebración del Día del Libro hemos realizado desde la Asociación ALZHECON en estrecha colaboración con el equipo docente del CPR. Las Ramblas de Los Castillas la representación teatral del cuento infantil "La Ratita Presumida". Contando con algunos de nuestros alumnos del Taller de Estimulación Cognitiva y Prevención de la pérdida de memoria de Los Castillas como los personajes de este conocido cuento popular.

Una experiencia inolvidable para los más peques (alumnos de Educación Infantil y Primaria) como para nuestros abuelos, estrechando lazos intergeneracionales y compartiendo momentos de convivencia mediante esa obra de teatro.

Una iniciativa que si es posible repetiremos, y continuaremos organizando y colaborando con los centros educativos de la comarca actividades por esta línea de intervención.




Escenificación del Cuento Infantil "La Ratita Presumida"


Improvisación durante el teatro



La concepción que tiene la Asociación ALZHECON de lo que significa envejecer de forma activa incluye la intergeneracionalidad como uno de sus principios básicos. Entendemos que esa intergeneracionalidad no debe quedar reducida únicamente a la interacción entre las personas de las generaciones extremas dentro del ciclo vital –niños, niñas y personas mayores– sino que tiene que dar paso a un cruce de relaciones entre todas las generaciones que conduzca a la eliminación de cualquier barrera discriminatoria contra las personas por razón de su edad y valorando cada vez más los fuertes valores que las personas mayores tienen. 

Para que una sociedad envejezca bien todos sus miembros deben implicarse en la tarea; envejecer con éxito no es sólo tarea de las personas mayores sino de la sociedad en su conjunto. Sólo mediante la solidaridad, la cooperación y el apoyo mutuo entre todas las generaciones podremos lograr que las oportunidades de envejecer activamente estén al alcance de cualquier persona. Prueba de ello, es esta iniciativa desarrollada gracias a la estrecha coloaboración del Claustro de docentes del Colegio  Publico Rural "Las Ramblas" de Los Castillas (Albuñol). 

Pues bien, las inciativas intergeneracionales como esta son uno de los medios que tenemos para avanzar en el logro de dicho objetivo. Estas actividades dan la posibilidad a muchas personas de distintas edades de tener la experiencia de colaborar estrechamente para conseguir mayores cotas de bienestar individual y social; en consecuencia, constituyen verdaderas escuelas de solidaridad que permiten a sus participantes aprender cómo interactuar y relacionarse con éxito en entornos multigeneracionales, en los que convivan personas de distintas generaciones. Sin esta cultura de convivencia intergeneracional se haría muy difícil alcanzar el tipo de solidaridad, cohesión social, participación, inclusión y equidad que necesitamos para hacer de nuestras sociedades espacios para todas las edades.



Cierre del Teatro 


Beneficios de los Programas Intergeneracionales


Las personas mayores que participan en programas intergeneracionales se sienten más felices que otros mayores de su misma edad y condiciones de salud. Algunas investigaciones han mostrado que el incremento en la actividad física, cognitiva y social que se obtiene a partir de los programas intergeneracionales puede ayudar a mejorar la salud para la población que envejece y mejorar el aprendizaje en los más jóvenes.

Otras investigaciones indican que la participación en interacciones intergeneracionales posibilita experiencias placenteras para las personas mayores y mejora su autoimagen, su identidad, al incrementar su sentimiento de ser útiles para los demás. Incluso personas mayores que se encuentran en centros residenciales, personas dependientes, pueden participar en programas intergeneracionales y beneficiarse de este tipo de interacciones, aumentando su movilidad, la interacción social y reduciendo sus tiempos de sueño o somnolencia.

Los mayores pueden aprender nuevas tecnologías, pueden ayudar a los niños a mejorar sus habilidades lectoras, compartir cariño y amistad con las generaciones más jóvenes, proporcionar experiencias de aprendizaje para los jóvenes.

Los niños y jóvenes obtienen también beneficios positivos en su participación en programas intergeneracionales: mejoran sus habilidades sociales, sobre todo la empatía y la tolerancia hacia el diferente, obtienen mejores resultados académicos y tienen menos riesgo de participar en comportamientos de riesgo social.

Además, las relaciones intergeneracionales proporcionan algo que no se puede conseguir en ningún otro lugar. Estas relaciones conectan a unos y a otros con el pasado, con el futuro y con el fluir de la vida. Cuando niños y jóvenes tienen relaciones cercanas con personas mayores, los más jóvenes tienen una mejor autoestima y un mayor conocimiento de sí mismos. Los mayores que participan en actividades con niños y jóvenes pueden afrontar mejor el estrés, tolerar mejor la frustración y tener una mayor perspectiva de los acontecimientos, siendo capaces de analizarlos mejor y de manera más objetiva.

Las investigaciones realizadas desde la psicología muestran que las personas mayores que están en contacto continuado con generaciones más jóvenes experimentan muchos beneficios cognitivos, incluyendo entre otros, una reducción en las pérdidas de memoria, en la sintomatología depresiva, en los sentimientos de soledad y aislamiento y un incremento en la satisfacción con la vida.

Los niños que no interactúan con personas mayores, tendrán mayores dificultades para entenderlos. A mayor cercanía y familiaridad entre niños y mayores, mayor conocimiento mutuo y percepciones más adecuadas y menos sesgadas.

Cuanto antes se desarrollen relaciones positivas entre niños y mayores, menos probabilidad de que al crecer participen de actitudes edadistas (discriminación negativa en función de la edad que se tiene). Así pues, desarrollar conexiones de los mayores con la joven generación puede ayudar a:

  • Proporcionar una oportunidad para que ambos aprendan nuevas habilidades.
  • Dar a niños o jóvenes y mayores un sentido de utilidad a sus vidas.
  • Ayudar a aliviar miedos que los niños o jóvenes pueden tener sobre la vejez y el envejecimiento
  • Ayudar a los niños o jóvenes a entender su propio envejecimiento, a conocer y aceptar los cambios en su propio cuerpo, que llegarán.
  • Rejuvenecer y energizar a los más mayores.
  • Ayudar a reducir la sintomatología depresiva en los mayores.
  • Reducir el aislamiento de los mayores.








Comentarios

Entradas populares de este blog

Actividad de Orientación a la Realidad sobre la Primavera

Maquetas de la Estación del Otoño

CENA BENÉFICA 2018